El juez pide nuevas pruebas en el caso del robo a Matutes

thumb[1]El juez José Espinosa, instructor de la causa por el millonario robo en la sede del Grupo Matutes, ha acordado solicitar a Asuntos Internos, a petición de la defensa de uno de los acusados, que amplíe la investigación sobre el protocolo seguido en la comisaría de Ibiza respecto a los paquetes de dinero recuperados. El Grupo IV de la Unidad de Asuntos Internos ya emitió un informe, en el mes de febrero, en el que constataba irregularidades en la investigación del robo que se sintetizaban en tres puntos: la ausencia de inspecciones oculares en los lugares en los que apareció el botín, el insólito hecho de que se devolviera el dinero inmediatamente a representantes de la empresa y la falta de una investigación que aclarara porque la empresa había denunciado la desaparición únicamente de 187.810 euros para ir ampliando la cantidad denunciada a medida que el dinero aparecía, hasta llegar a 2.767.000 euros.

La defensa de José Joaquín Fernández, uno de los dos policías acusados del robo, solicitó en el mes de junio toda una serie de pruebas para aclarar, básicamente, si la custodia de los fajos de dinero fue la adecuada y si lo fue también la obtención de la huella de su cliente de una de las bolsas de plástico en las que estaban envueltos. Entre la lista de pruebas propuestas entonces, y ahora consideradas pertinentes por el magistrado, la defensa quiere saber si, además de las irregularidades ya citadas, también lo es que varios de los policías que intervinieron se fotografiaran con el dinero recuperado “y que consecuencias, desde la praxis policial y procesal, conlleva”. De hecho, muchos de los puntos de la petición de pruebas hacen referencia a esta fotografía, aportada a la causa y en la que aparecen nueve agentes, entre ellos el jefe de Policía Judicial (jefe accidental de la comisaría en el momento del robo) y los jefes de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, en actitud triunfante junto a los fajos de dinero expuestos sobre una mesa.

Asimismo, el juez, en el mismo auto, fechado el pasado día 13, acuerda requerir “a la parte denunciante para que aporte copia de toda la documentación remitida a la compañía aseguradora, pues la reclamación seguratoria, según su importe, puede darnos información de la cantidad realmente sustraída”. Con ello, el juez revela que en estos momentos la causa no ha permitido ni dilucidar la cantidad real robada en la sede del Grupo Matutes. De hecho, Espinosa muestra sus dudas sobre este aspecto en varios escritos a lo largo de la causa, e incluso puede leerse, en un auto de diciembre de 2013, que “es obvio que importante cantidad de dinero ha desaparecido, pero sigue resultando oscura y nada esclarecedora la postura de la empresa en cuanto al importe de la sustracción”.

Aunque el informe ya existente de Asuntos Internos, y a pesar de los defectos apuntados, no aprecia “ningún tipo de infracción penal cometida por los funcionarios que han tenido participación” en las pesquisas, la defensa considera que no se ha afinado lo suficiente respecto a la forma en la que los paquetes de dinero circularon por la comisaría antes de contarse y entregarse a representantes de Empresas Matutes. Concretamente quiere saber dónde estaban los paquetes de dinero antes de ser puestos sobre la mesa para la fotografía, ya que tal extremo no consta en ninguna parte, y también que se hizo con los envoltorios de plástico en los que estaba el dinero, lo que tampoco se hace constar en parte alguna.

Y si bien el juez acuerda solicitar un nuevo informe que aclare ese recorrido del dinero, dónde se encontró en todo momento, las circunstancias en las que se realizó la foto en cuestión y qué se ha hecho de los envoltorios, pospone la posibilidad de que el mismo equipo de Asuntos Internos tome declaración hasta a nueve policías que estaban en la comisaría la noche en la que se contaba el dinero. “Procede librar oficio al Grupo de Asuntos Internos de la Policía, con copia del escrito obrante a los folios 1.241 a 1.248 del Tomo V, con objeto de que averigüen sobre los extremos que en dicho escrito se indican, e informen al Juzgado, posponiendo la declaración testifical de los agentes de la Comisaría de Ibiza, a resultas, y en caso de ser necesario, del informe que aporte el Grupo de Asuntos Internos”.

Cuando se ha cumplido ya un año del robo a Empresas Matutes, perpetrado en la madrugada del 25 al 26 de octubre, el último auto del juez instructor también cita a declarar, para el próximo 23 de enero, al inspector jefe de la UDEV (Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta) y a un arquitecto que intentó mediar, con la ayuda de un abogado de Madrid que ya ha declarado, entre Matutes y el imputado José Joaquín Fernández, un día después de que éste fuera brutalmente agredido por dos hombres que inicialmente se hicieron pasar por guardias civiles, que amenazaron con cortarle los dedos y que, armados con un subfusil y una automática Glock, le reclamaron el dinero que faltaba.

El auto del juez, asimismo, revela que aún queda mucho que hacer antes de dar por cerrado el asunto y pasar a la siguiente fase. En dicho auto puede leerse, al hacer referencia a próximas declaraciones, que “en cuanto a las testificales y periciales para el mismo día, dependerá del calendario de señalamientos, próximo ya para fijarlos en 2016, dado el desbordamiento de asuntos”.

Publicado en Diario de Ibiza el 25 de noviembre de 2014:

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2014/12/01/juez-pide-pesquisas-irregularidades-investigacion/735372.html

Y más información sobre el caso:

https://territoriocat.wordpress.com/2014/09/07/la-deficiente-investigacion-del-robo-al-grupo-matutes/

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en reportajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s