Zombies para políticos

CAM04047

Página en la que se pueden comprar seguidores falsos para las redes sociales

Aún no sé muy bien cómo funcionan ni si ganan mucho, pero circulan por internet unos cuantos emprendedores, bastantes, que se dedican al singular negocio de proporcionarte, a un módico precio, lo que podríamos llamar ‘seguidores ful’ para tu cuenta de twitter. Es decir, si consideras que a tu ego, a tu profesión o a tu oficio le va a venir bien tener muchos followers (o sea, seguidores), puedes engordar de forma ficticia tu cuenta de Twitter recurriendo a alguna de las páginas que ofrecen estos servicios y comprarlos a granel como si fueran nueces. Puedes encontrar packs de 2000 seguidores por 16,99 euros. Y ofertas de 10.000 por 160 dólares.

A los que nos dedicamos al periodismo no es extraordinario que, alguna vez y a través de las redes sociales, nos ofrezcan directamente alguno de estos packs de ‘amigos’ postizos para twitter o Facebook. Supongo que a los políticos les ocurre igual.

Y ahora es cuando entran los políticos en esta historia, porque si yo me he pasado un rato tirando del hilo de los ‘seguidores ful’ no ha sido porque me hayan ofrecido uno de estos packs para tuiteros, sino porque un amigo, que, sorprendentemente, siempre encuentra tiempo para trastear por los twitters ajenos, ha descubierto, en sus trasteos, que hay algún que otro político ibicenco, y alguno en primeros puestos de salida para las próximas elecciones, por afinar, que al parecer ha caído en la tentación de comprar followers para engrosar su cuenta de twitter y parecer más molón.

Y sí, efectivamente, mi amigo se ha dado cuenta enseguida porque se nota. Y mucho. En el caso del político que usaremos de ejemplo, el proceso para descubrir a sus seguidores comprados ha sido tan fácil como ir a su nómina completa de seguidores e ir bajando en la lista. De pronto, empiezan a aparecer toda una serie de perfiles sospechosos, todos ellos con nombre turco (los turcos deben estar en oferta, como las pasas) y con la parte superior, la foto de encabezado, en color azul (es decir, sin foto alguna). Hay imágenes de esas personas, sí, pero vete a saber si existen o si son fotografías robadas por internet. Estas cuentas no tienen mucha actividad, claro, y tampoco interactúan con nuestro político, que, que sepamos, el turco ni lo chapurrea.

#Christmasphilosophy

#Christmasphilosophy

Hay que decir que el hombre, y acabo de dar otra pista, ha intentado hacerlo con tiento y discreción, porque ha sorteado la tentación de hacerse de repente con 10.000 amigos zombies (no me lo invento yo, los llaman así) y parece que sólo ha comprado un par de tandas por decenas, como para sumar, a grosso modo, unos 70. No sé si pensaba ir comprando más, así, con prudencia, a medida que se acerquen las elecciones, pero igual le acabamos de jorobar el invento.

A mí, si lo pienso, me da hasta pena que alguien mida sus expectativas de éxito comprando seguidores postizos para las redes sociales, sobre todo porque puede llegar a engañarse a sí mismo sobre sus posibilidades. Y porque puede cometer el error de centrar su trabajo en twitter en lugar de hacerlo en la vida real, y de confundir seguidores con votantes. Lo más triste de todo esto, por lo demás bastante gracioso, es que demuestra una vez más que, al final, hay quienes creen que también en política es preferible la cantidad a la calidad. Y si empezamos comprando zombies en las redes sociales ya podemos prever que la campaña hacia las elecciones del mes de mayo va a ser tan dura como extravagante. Qué Dios nos pille confesados.

Publicado también en Diario de Ibiza:

http://www.diariodeibiza.es/opinion/2014/11/25/zombies-politicos/734005.html

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Zombies para políticos

  1. Zombie dijo:

    Lo millor de tot es quan els hi preguntes, s’emprenyen i et fan unfollow a tu i no als zombies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s