Turismo ornitológico, ¿por qué no?

DSC_0285Haciendo rafting (o algo que se le asemejaba) en un río de Costa Rica, de pronto, en una de las orillas, contemplamos fascinados un ave del sol, una garza que al extender las alas, nos mostró ocelos oscuros rodeados de vivos colores, como un atardecer de fuego. El guía que nos acompañaba nos dijo que habíamos tenido una suerte asombrosa, que había muchos aficionados a la ornitología que viajaban a Costa Rica en busca de esta espléndida ave sin llegar a encontrarla nunca.

Hace un par de meses, recordé aquel día en el río porque uno de los pocos políticos a los que me permito la libertad de respetar y apreciar me mostró una revista en la que había un reportaje sobre ornitología. El político en cuestión, el conseller Juanjo Cardona, de Gent per Eivissa, expresó algo que yo ya me había preguntado alguna vez; por qué no hemos sido capaces de potenciar algo así para las islas. Turismo ornitológico. ¿Por qué no?

¿No has visto nunca las garzas agrupándose en ses Feixes? ¿Sabes que allí puedes ver al martín pescador?… Y los flamencos en ses Salines, ¿los has visto? ¿Sabes que este año estamos viendo más halcones? Es maravilloso escucharlos graznar desde el interior de las cuevas de es Vedrà y aguardar para ver elevarse su silueta en el cielo… O ver a los cormoranes en su vuelo rasante sobre el mar. ¿Y sabes lo que es un petirrojo? También tenemos impresionantes abubillas de crestas de puntas negras, zarapitos curiosos que cazan cangrejos en la playa y pardelas baleares (virot), una especie amenazada. En Mallorca, hasta hay buitres negros (y desde hace un par de años, también leonados)… No tenemos garzas del sol en las islas, pero seguro que podemos aprovechar mejor lo que hay. Seguro. Porque, además, encontrarle una utilidad (o sea, que se le pueda sacar pasta sin necesidad de matarlo) será la única manera de que nuestros gobernantes luchen por su protección.

Y sólo estamos hablando de aves, porque podemos incluir en la oferta natural nuestra riqueza submarina. Y ahí ya, ¿de verdad alguien puede decirme que no tenemos potencial? Y, sobre todo, ¿de verdad lo estamos aprovechando lo suficiente?

Costa Rica, que tiene un pájaro nacional oficial, el yigüirro, ha conseguido hacer de la naturaleza su bandera, su principal valor, un valor responsable y al mismo tiempo turístico, algo que, a pesar de lo que piensen y practiquen los gobernantes de Balears, resulta que es compatible. Sólo hay que quererlo y echarle imaginación. No da dinero de forma tan rápida como el tráfico de drogas, pero destruye menos y garantiza un futuro mejor.

El turismo ornitológico aporta 50.000 turistas europeos al año a España. Y quizás no parezcan muchos, pero es que es un turismo poco explotado por el que ahora, desde la secretaría de Estado de Turismo, prometen apostar más. ¿Por qué en las islas no nos hemos subido a ese carro?

¿Por qué no buscamos un ave-emblema para Ibiza y Formentera y la convertimos en símbolo de un turismo natural?  Más allá de la lagartija, reducida a cutre logo para camisetas y sin que realmente interese demasiado a nuestros turistas verla en directo, no estamos haciendo lo debido para que nuestro potencial natural y salvaje sea conocido y sirva para traer a las islas un turismo respetuoso. A la hora de la verdad, el Consell y nuestras instituciones, se van a Fitur a vender discotecas y, con ellas, los negocios vinculados (y todos sabemos cuáles son),  ¿verdad, señor conseller Vicent Roig? ¿A que no se le ha ocurrido que los ibicencos preferiríamos un turismo menos invasivo que viniera para bucear junto a es Vedrà en lugar de venir a vomitar frente a él desde un party boat?

Y todo no se puede tener, no os engañéis. ¿Qué escogeríais vosotros?

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s