Matuteros versus consumeros

DSC_0126La palabra no es muy usada en la actualidad, pero, para quien no lo sepa, un matutero viene a ser un contrabandista. Y ésta es la historia del matutero que una noche de 1913 mató a uno de los guardias a los que se encargaba la custodia de las casetas de recaudación de impuestos que había en las entradas de la ciudad de Ibiza.

El conocido como crimen del consumero hay que situarlo en el contexto de una Ibiza, cien años atrás, en la que el contrabando no sólo podía llegar del exterior, sino también de la misma isla, ya que los habitantes de cualquier localidad debían pagar el impuesto del consumo para introducir sus productos en la villa. Seis o siete casetas de recaudación se repartían en las entradas y, por supuesto, la prohibición había hecho proliferar la existencia de matuteros. La víctima del crimen es uno de esos contrabandistas de ocasión, y el caso fue la chispa que encendió toda una revuelta popular contra los impuestos.

El consumero Dámaso Hormigo Josefa, de 51 años y carabinero retirado, estaba de guardia y vigilaba la calle a escasos metros de la caseta de consumos de las antiguas caballerías, cerca del Teatro Pereyra. Era de noche. Entonces llegó Rafael Arabí Escandell, ‘Casalís’, el propietario, desde hacía al menos un año, del café ‘La Maravilla’, en la Plaza de la Constitución. Dámaso lo conocía bien y sabía que, días atrás, Rafael había logrado pasar de matute una garrafa de alcohol, y no quería que volviera a ocurrir. Le dio el alto, pero parece ser que nadie contestó a la voz. El consumero disparó su Remington y se acercó a comprobar el resultado; Rafael estaba tendido en el suelo.

Un vecino que oyó los tiros (dos o tres, declaró) salió a la calle. Otros le siguieron. Comprobaron que Rafael seguía con vida, aunque no le quedaba mucha; la suficiente para decir, muy claro: “Ha sido el consumero Dámaso Hormigo”. Fue trasladado al hospital, pero se desangró.

Un buen número de personas, mientras tanto, se había congregado a las puertas de Cruz Roja y, cuando un voluntario salió a informar de la muerte de ‘Casalís’, la mecha prendió. Las voces comenzaron a culpar de lo ocurrido al impuesto de consumos, un tributo que en los últimos ocho años ya había sido motivo de enfrentamientos y de al menos otras dos reyertas zanjadas a tiros.

El día del entierro, la repercusión del crimen en la conciencia colectiva se convirtió en un estallido popular contra el impuesto; la multitud siguió el féretro con gritos de ‘¡abajo los consumos!’ y ‘¡Mueran los asesinos!’

Mientras, Dámaso Hormigo permanecía detenido. Rafael Arabí presentaba dos orificios de cartucho de carabina, pero Dámaso aseguró que tan sólo disparó una vez. “Sólo una vez. Él me provocó y yo disparé cuando él se dirigía hacia mí”. Además, aseguró que Rafael iba acompañado de otros dos individuos, que nunca volvieron a aparecer en escena. Así que nadie creyó a Dámaso y los agentes cerraron el caso apuntando como móvil el odio que el hombre sentía hacia Rafael porque lograba colarle licor de contrabando en la ciudad. Ese rencor era conocido por muchos, y en unas fechas en las que las rencillas entre comerciantes y consumeros estaban ya bastante encendidas.

Tras el entierro de Rafael, los ánimos no se calmaron. Entre gritos contra los impuestos y contra los gobernantes, los vecinos de Eivissa destrozaron las casetas de recaudación de impuestos de la ciudad y tiraron sus restos a las aguas del puerto. Incluso la gran báscula que había en el muelle y el dinero de la recaudación acabaron en el mar. Hasta que no volvieron a levantarse las casetas, durante varios días, los matuteros aprovecharon para saturar la ciudad de productos sin necesidad de llevar cargadas sus pistolas.

EL ALCALDE EN SU TRINCHERA

El coche fúnebre esperaba frente al convento, a escasos metros del hospital civil en el que se encontraba el cadáver, pero los porteadores decidieron seguir calle abajo y llevar a pie el féretro, seguidos por más de 3.000 personas, según aseguran las crónicas de la época. El alcalde era entonces Recaredo Jasso, que intentó evitar el tumulto y pidió a los porteadores que usaran el coche. Pero no lo hicieron, así que el alcalde decidió parapetarse en el Ayuntamiento mientras la Guardia Civil tomaba la ciudad y un piquete de Infantería tuvo que ir a proteger la Casa Consistorial. Tras el entierro, los amotinados se concentraron frente a sus puertas y el alcalde, que, como político, sabía prometer como el que más, se enfrentó al pueblo, y prometió una reducción de los impuestos.

Del libro ‘Crímenes de Ibiza y Formentera’ (también en ebook):

https://territoriocat.wordpress.com/2013/04/22/crimenes-de-ibiza-y-formentera/

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Matuteros versus consumeros

  1. Juan Carlos Canales dijo:

    Tu blog, tu trabajo es exquisito, así como tu bella apariencia.

    De usted…
    Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s