Explotados para la mendicidad

DSC_0111Aunque la Policía sospecha que podrían existir más víctimas de la explotación, de momento cuatro ciudadanos rumanos han denunciado que un matrimonio de compatriotas les obligaba a mendigar por las calles de Ibiza y, posteriormente, entregarles el dinero que obtuvieran.
El matrimonio, arrestado por la Unidad contra Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) del Cuerpo Nacional de Policía, ha quedado en libertad con cargos tras pasar a disposición del juzgado número 1. El hombre y la mujer están acusados de trata de personas para la mendicidad, según han señalado fuentes judiciales, que han incidido en las especiales e inusuales circunstancias del caso; el delito de trata ilegal de personas para su explotación es más común en sus variantes de explotación sexual o para el empleo ilegal o forzado.
En el caso ahora investigado por la UCRIF, y según las declaraciones ofrecidas por las víctimas, ejercían la mendicidad en los alrededores del Mercado Nuevo desde hacía aproximadamente siete meses y entregaban el dinero a sus explotadores bajo amenazas de recibir incluso palizas en caso de que no accedieran a entregar la mayor parte de lo que ganaban en las calles. Los cuatro rumanos, dos parejas, proceden de uno de los guetos romaníes existentes en los arrabales de Bucarest, donde es habitual que las redes de trata de personas busquen a sus víctimas, a veces menores de edad, para trasladarlas a otros países y explotarlas.
Los cuatro rumanos que ahora han denunciado ser explotados para la mendicidad tienen poco más de veinte años, son analfabetos y viven habitualmente en un solar cercano a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Aunque se les ha ofrecido la atención de los servicios sociales y de Cáritas, los dos hombres y dos mujeres aseguran que prefieren vivir en la calle y han explicado que el matrimonio acudía a ese mismo solar una vez a la semana para que ellos le entregaran el dinero obtenido. Sin embargo, les dejaban quedarse la comida que también consiguen mendigando por los alrededores del Mercado Nuevo.
Aunque no existen muchos precedentes en las Pitiusas de casos de trata de seres humanos para la mendicidad, un caso similar y uno de los más sorprendentes fue el de las bandas de vendedores ambulantes y mendicantes sordomudos que, en el año 2000, se disputaban las mejores zonas de Eivissa para ofrecer unos llaveros que cambiaban por una donación, y que eran controladas y explotadas por otros sordomudos. El caso se descubrió cuando la Policía detuvo en Barcelona a tres rusos, también sordomudos, después de que varios ciudanos polacos denunciaran haber sido agredidos e incluso amenazados con cortarles las manos en caso de no abandonar los barrios en los que trabajaban. Dos de los denunciantes fueron golpeados en Eivissa y obligados a abandonar la isla en un barco.
En otros lugares de España, según han informado fuentes policiales en Madrid, ya se ha detectado que las mafias rumanas controlan buena parte del negocio de la mendicidad. Son grupos organizados que se sirven de los más depauperados de los guetos de Bucarest para usarlos para ganar dinero en las puertas de las iglesias y de los supermercados. Es difícil, explican las mismas fuentes, actuar en estos casos porque la mendicidad no es delito, y la Policía sólo puede intervenir si, como en el caso de Ibiza, las víctimas explotadas denuncian su situación.
El caso de los cuatro rumanos que han denunciado en la isla ha hecho sospechar a los agentes que estas bandas organizadas de explotadores podrían tener relación con el aumento de mendicantes que se ha detectado en los últimos meses, por lo que se prestara especial atención por si existieran nuevos casos de explotación que no han sido denunciados por miedo a represalias.

Publicado en Diario de Ibiza el sábado 13 de abril de 2013

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2013/04/13/detenido-matrimonio-explotar-mendigos-cuatro-inmigrantes/614463.html

 

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en reportajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Explotados para la mendicidad

  1. alex dijo:

    Yo he tenido la oportunidad de trabajar en Samur Social en Madrid y es, desgraciadamente, una constante. Allí puedes ver muchísimos rumanos (sobretodo) por las calles ejerciendo la mendicidad, fingiendo que tienen alguna discapacidad para recaudar dinero y entregárselo a otros “jefes”, normalmente también de la misma nacionalidad. Se intenta ayudarles, sobretodo a las mujeres embarazadas, pero por diferentes razones al final acaban evitándote. Les ofrecíamos alojamiento pero acababan causando problemas entre ellos y a personas sin hogar ajenas a ellos, por lo que se hacía inviable esa posibilidad. Al final llegaban un día y te decían que se volvían a su país (aparecían con ropa de marca y lujos) pero a los dos meses regresaban a realizar la misma “labor” para las mafias.

    En las grandes ciudades el problema va a más. Muchas veces vienen familias porque les han “vendido” un cuento y se encuentran con esta situación. Es un círculo vicioso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s