Once sinónimos de testículos, sumando trofeo

Todavía no lo he superado. Así que voy a ver si escribiendo algo sobre ello puedo hacerlo. Todos sabréis a estas alturas quién es el conseller Carlos Delgado y a qué dedica el tiempo libre, pero, por si hay algún despistado voy a resumirlo a mi manera. Carlos Delgado es el conseller balear de Turismo y le gusta hacer turismo del de caza mayor, matar ciervos, sentarse sobre ellos y cortarles los testículos para plantárselos, aún sangrantes, en la cabeza. No es ninguna metáfora; Última Hora nos ha mostrado las fotos y ahora circulan por esos mundos de Dios y la globalización (que harta estoy de tener que pasar vergüenza por culpa de los políticos que se supone que nos representan).

El cuadro, para empezar, da tanto asco como pena, sobre todo si tenemos en cuenta que soy animalista convencida y que no estudié veterinaria porque sé fehacientemente que lloraría desconsolada absolutamente todas la veces que se me muriera un bicho, y así no se puede vivir. Pero, ahora, con el paso del primer impacto, intento analizar lo de Delgado desde un punto de vista criminológico y la cosa no mejora. Y, tengo que recordarlo, los criminólogos no sólo estudiamos aquello que es delito o falta en un código penal, sino también conductas de algún modo moralmente cuestionables, o de alguna manera relacionadas con el origen de la delincuencia… ¿Qué hubiera dicho mi profe de psicología criminal de ese hombre con los cojones en la cabeza? ¿Qué habría dicho Freud?.. Y, sobre todo, me pregunto si debo establecer, para Carlos Delgado, un perfil similar al que realizaría para esos sicarios de la Mafia del narcotráfico que, simbólicamente, castran a sus víctimas. El simbolismo, he llegado a la conclusión, no es muy distinto, y la diferencia no deja en buen lugar la mascunilidad de nuestro conseller balear de Turismo. Los sicarios de mafias diversas cortan los dídimos a sus víctimas como una humillación más, de una forma que, si bien pone en entredicho la moralidad con la que fueron educados, no dice gran cosa sobre su propia virilidad, aunque ellos crean que sí, que atreverse a emascular a otro los hace muy machos. Tonterías. Los hace unos cafres sin conciencia, pero no tienen las gónadas más llenas por ello…

Y hasta ahí, el propósito ultrajante, que diría mi profe, también está presente en el caso de Carlos Delgado. Pero es que él, además, se ha puesto las criadillas de la víctima en la cabeza (joder, qué asco)… Y ahí sí dice algo más de sí mismo. No sólo humilla sino que necesita mostrar el trofeo por encima de él, sobre su puñetera testa. Esta diciendo ‘Tú, ciervo, eres un animal hermoso, fuerte, libre, poderoso, masculino… Yo, pobre conseller, mírame, soy feo y patético. En el fondo, tengo envidia de ti, porque no tengo mucha idea de cómo debo emplear las bolsas de testosterona que Dios me ha puesto ahí…”. Y como un auténtico troglodita, lo único que se le ocurre, claro, es degradar a aquel que sabe más puro que él. La humillación revela la envidia de virilidad, es una pura muestra de rendición simbólica al macho alfa, porque lo mata, lo castra y se pone su huevos por montera. En el fondo sabe que sólo matándolo puede mitigar lo que para Freud sería una envidia de falo (aunque aquí nos vayamos al huevamen, qué más da).

Y su explicación, la verdad, no ayuda nada, porque asegura Delgado que es normal, que es un ritual ponerse en la cabeza las bolas del primer gran animal que se caza. Pues mucho peor me lo pone, porque igual hay más envidiosos e imitadores del macho alfa de lo que yo había creído hasta ahora. Sabe Dios que adoro la arrogancia honesta del macho alfa, pero los imitadores y los envidiosos me parecen muy peligrosos. Me voy a plantear realizar cursillos de cómo distinguirlos…

Y además, el macho alfa al que Delgado quita vida y cataplines es un animal de espectacular cornamenta, que representa su belleza, así que no sé si atreverme a ir algo más lejos y alcanzar la conclusión de que Carlos Delgado se siente un hombre frustrado incapaz de ser un macho completo ante las mujeres (no podemos obviar que se supone que las fotos las ha podido pasar al periódico la ex esposa del conseller; muy significativo también). Al menos, desde luego, y como criminóloga que sabe hacer perfiles, puedo deciros que este hombre igual tiene algún problema con su manera de expresar su virilidad. Y, qué demonios, ¡Yo no quiero tener consellers castrati! quiero que, ya que resulta que la mayoría son hombres, que al menos tengan un par de huevos. Propios. Y no me digáis que ahora no me estoy poniendo española.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Once sinónimos de testículos, sumando trofeo

  1. WBD dijo:

    Bravo C, totalmente de acuerdo sin ser tan animalista como vos.

  2. Adela López dijo:

    Muy bien dicho CAT!!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s