Botella vacía

“Quien quiera un espacio para crear, que entre.

Quien busque un lugar y mil ideas, que venga.

Quien sueñe con soñar que pase.

Aquí es. Aquí sucede. Aquí sí”.

No es un poema de algún amigo subvencionado del Ayuntamiento de Eivissa. Es el eslogan con el que el Madrid Arena se presenta en su página web. Y, vaya si aquí sucede, sí… Visto lo visto, yo propondría otro texto, más poético incluso, que incluyera un ‘Aquí se muere. Aquí sí…’ En esa web hay un apartado de prensa que parece ser que ha sido boicoteado por los de Anonymus, porque cuando le das al enlace del curioso titular de ‘La alcaldesa de Madrid hace el ridículo ante la prensa’ aparece una serie de improperios y mensajes que no dejan en muy buen lugar ni a la alcaldesa ni al vicealcalde ni “a sus amigos mafiosos”.

Lo de ‘curioso titular’, desde luego, no es porque no sea cierto, es porque resulta llamativo encontrarlo precisamente en la web de Madrid Arena. Y… ¡eh! ¿Qué ha pasado? ¡El texto acaba de desaparecer!… ¡Han borrado la noticia de la aparición estelar de la Botella mientras yo lo leía!! (qué sensación más extraña) ¡Y han cambiado también el eslogan!

En fin, da igual, porque toda España ha podido ver a Ana Botella, alcaldesa no electa de Madrid, aquella que aún no sé si me llamó pera o manzana, asegurar que no ha dejado de pensar ni un sólo momento en las víctimas de la tragedia del Madrid Arena. Ni siquiera mientras se relajaba el fin de semana en un spa de Lisboa. Pues la verdad, vaya desperdicio, irse de spa para pensar en tragedias. Digo yo que podría haberlo dejado para algún momento en el que pudiera disfrutarlo más. Y nos insultara menos.

Realmente, lo que más me ofende de los políticos que nos malgobiernan (y la RAE me tendrá que aceptar este vocablo) es que nos mientan de manera tan burda como lo hacen. Ana Botella, la alcaldesa en su laberinto, dice que de dimisiones nada de nada a pesar de las evidencias de que la seguridad se la pasaron por el forro y de las mentiras que ya no se sostienen, y se permite el lujo (eso sí es un lujo no lo del spa) de proteger a ese vicealcalde oscuro que tiene y que se deja fotografiar en compañías poco recomendables (me refiero al tal Miguel Ángel Flores, con 20 procesos abiertos por ilegalidades y del que la Policía ya empieza a preguntarse a qué tipo de drogas convida a los políticos para estar tan protegido… y que merece un artículo aparte por sus relaciones delincuenciales).

En estos últimos días, hemos escuchado, además de muchas mentiras, muchas cifras, y lo que hoy podemos tener bastante claro es que se sobrepasó, con mucho, el aforo, que la seguridad era de chiste, y que murieron, aplastadas, cuatro chicas en lo que los medios extranjeros llaman la Halloween Stampede. Señora alcaldesa, sinceramente, no queremos que se pase el día pensando en las cuatro muertas, queremos que alguien caiga por lo sucedido, que no nos ofenda con cuentos chinos y que no vuelva a pasar.

Pero, claro que volverá a pasar. Porque lo más inquietante es saber que el sobreaforo (esta palabra no importa que me la acepten) no es una rareza. En Ibiza lo sabemos, porque sabemos que hay muchos locales nocturnos que incluso se atreven a anunciar en sus promociones el doble de asistentes de los que les está permitido aceptar. Y no pasa nada. Porque los que nos gobiernan también se pasan por el forro las denuncias de Policía y Guardia Civil, que ya hasta se han cansado de denunciar. Hoy, el papel penoso de trozo de cristal insensible, hipócrita y ruin, de Botella vacía, que ha representado la alcaldesa de Madrid podría haberlo interpretado igual el presidente del Consell de Ibiza, la alcaldesa de Sant Antoni, la de Eivissa o la de Sant Josep, que va más lejos aún y pide la declaración de interés general para antros que cometen ilegalidades….

Cuando en los medios decimos aquello de ‘la autoridad competente’, en realidad, ¿a qué diablos nos debemos referir?

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s