Ibiza, escala de la inmigración ilegal iraní a Reino Unido

Cristina Amanda Tur (CAT).- Una red de inmigración ilegal está usando la isla de Ibiza como lugar de tránsito de ciudadanos de origen iraní que, con pasaportes falsos, se dirigen a Reino Unido. Esta información, que la Policía española recibió en junio en una reunión con el oficial de enlace de los servicios de inmigración británicos, ha sido comprobada por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Eivissa, que han detenido este verano a más de una decena de ciudadanos de Irán que viajaban con documentos falsos de países de la comunidad europea  para poder llegar a alguna ciudad británica y allí pedir asilo político. Los policías de la UCRIF (Unidad contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales) han constatado, además, que más de una veintena de iraníes ha usado la isla como trampolín para llegar a Reino Unido, aprovechando el elevado número de turistas de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que visitan las islas.

Estas personas llegan a la isla, huyendo del régimen político iraní, a través de Turquía, Grecia o Italia, y allí se les facilita un pasaporte falso, mientra que la organización se queda en custodia los documentos reales, que serán entregados de nuevo a sus titulares cuando lleguen a Reino Unido. Fuentes policiales detallan que las falsificaciones no son muy buenas, porque parecen demasiado nuevas y eso llama la atención. De hecho, las compañías de viaje han detectado también algunos de estos documentos falsos, como en el caso de una familia arrestada a finales de junio, con pasaportes finlandeses, que fue interceptada en el aeropuerto cuando su vuelo a  Londres estaba a punto de despegar. Esta familia aseguró haber invertido casi todo su dinero (50 millones de riales iraníes; más de 3.200 euros) en huir de su país para instalarse en Inglaterra.

Hay que destacar la incierta situación en la que se encuentran, tras ser detenidos, estos ciudadanos iraníes que son entregados a la Justicia tras ser descubiertos y que a veces representan familias enteras que huyen de la severa teocracia iraní. El problema es que pasan a disposición judicial por falsificación de documentos, así que se les retiran los pasaportes pero no se solicita su ingreso en prisión, de forma que quedan en libertad sin documentos y “desaparecen”, explican fuentes policiales, que señalan que se sospecha que la organización dispone de miembros en la isla, con cierta infraestructura, para hacerse cargo de estas personas; alguna de ellas ha aparecido días después en Valencia. Y la Policía conoce, a través de la británica, que la citada familia arrestada en Eivissa con pasaportes finlandeses consiguió posteriormente llegar a Reino Unido.

A la Policía también le consta que una de las mujeres arrestada en la isla ya había entrado de forma similar en Reino Unido en el año 2000. La mujer solicitó asilo político nada más llegar y le fue denegado, pero pudo pasar cuatro años en Inglaterra interponiendo recursos a la denegación de asilo. Y este año lo ha intentado de nuevo.

Hay que tener en cuenta, para entender la situación en la que se encuentran estos inmigrantes ilegales detenidos en España, que se inicia un expediente de expulsión contra ellos, pero es muy complicado poder ejecutar una expulsión a un país como Irán. Los agentes les aconsejan, una vez intervenidos sus pasaportes falsos, que soliciten asilo político en España, pero no lo hacen porque lo que desean es ir a Reino Unido, entre otras cosas porque allí hay una importante comunidad iraní y también porque la petición de asilo implica automáticamente la apertura de expediente y la imposibilidad de una expulsión mientras se decide, mientras que en España hay un margen de cuatro días en los que el asilo en frontera se puede rechazar y no se inicia expediente.

Hace escasamente cinco meses, la Guardia Civil y la Policía, en una actuación conjunta con la United Kingdom Border Agency (policía de fronteras) ya llevaron a cabo una operación contra una red iraní muy similar que usaba Tenerife como plataforma para llegar a Reino Unido. La organización, que fue desarticulada, traficaba con familias enteras a cambio de 20.000 euros por persona, aunque con descuento para menores. Ese caso reveló que los inmigrantes eran trasladados clandestinamente hacia Europa a través de la frontera entre Turquía y Grecia, en bodegas de autobuses o en contenedores de carga de camiones. Y más recientemente, la Guardia Civil ha desmantelado otra red que operaba en Cataluña y Levante y que había introducido a 1.500 iraníes en España, en su mayoría refugiados políticos a los que la banda mafiosa cobraba 30.000 euros.

(Publicado en Diario de Ibiza el 11 de septiembre de 2012)

La foto corresponde a la operación llevada a cabo en Tenerife.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en reportajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s