Lección para políticos: el interés general

Es lo que Tomás de Aquino llamaba el bien común. Lo que antes de la Revolución Francesa se conocía como utilidad pública… ¿La alcaldesa de Sant Josep habrá leído a Tomás de Aquino?  ¿Lo habrá leído el tramposo del PP que ha dicho que el “interés autonómico” avala la construcción de un hotel en el paraje de Es Trenc, en Mallorca?

En fin, tampoco es necesario haber estudiado mucho para entender qué es el interés general y que (y empezamos aquí la lección de hoy para políticos idiotas) no significa la suma de los intereses de los particulares… Es decir, que favorecer desde un ayuntamiento a un tío que tiene un bar  con terraza ilegal en plena costa y legalizárselo por la cara, lo que se dice por decreto, no puede ser una cuestión de interés general lo mires como lo mires, aunque le sumes, una a una, otras intervenciones similares con los negocios de otros tantos amigos (amigos o pagadores generosos, no sé).  Lo que sí es, y cualquiera puede entenderlo, es un insulto a los ciudadanos, una forma más en la que se revela la total falta de decencia, moral e integridad de nuestras instituciones. Es más, lo que nuestros políticos, trileros de tres al cuarto, y sus garrapatas llaman interés general no sólo está pensado para favorecer a unos pocos sino que se hace en detrimento de la mayoría. Es decir, señores, es exactamente lo contrario al interés general (por favor, que alguien le reenvíe esta observación tan fina a José Ramón Bauzá).

Y vamos a usar el caso del bar de Cala Jondal solo como un ejemplo, porque si la caterva de políticos sinvergüenzas que tenemos intenta engañarnos, nosotros tendremos que darle lecciones. Ese bar por cierto, y según me contó la Guardia Civil, fue vigilado durante un tiempo por cierta conexión con los asaltos a casas más o menos de lujo que se estaban registrando en Ibiza; varias víctimas de esos robos, casualmente, habían estado en ese lugar en las horas o días previos a los asaltos (a ver si en el ayuntamiento de Sant Josep saben sumar y entienden lo que estoy diciendo).

Bueno, a lo que íbamos. ¿Qué es el interés general? Lo voy a explicar de manera sencilla para que puedan entenderlo hasta esos políticos prácticamente analfabetos que pululan por los ayuntamientos creyéndose que ahora, por fin, son algo. De interés general sería que dejáramos de financiar partidos políticos, que todos sus cargos se redujeran el sueldo y que Cospedal fuera desterrada a la isla del Príncipe Eduardo y todo su sueldo fuera destinado a… a cualquier cosa; no sería muy difícil encontrarle mejor rendimiento que enriquecer a una señora capaz de defender sin sonrojarse los recortes en Sanidad mientras cobra cantidades indecentes para cualquier político. Pero, ¿qué se creen que son? Es más, yo declararía de interés general el destierro de políticos. Podríamos desterrar, no sé, a cinco o diez al mes, ahí sí que ahorraríamos de verdad, y sin consecuencias negativas… De interés general sería eliminar instituciones y organismos, en lugar de crearlos; ¿de verdad alguien se cree que en Ibiza necesitamos imperiosamente cinco ayuntamientos y un Consell? Y lo de la recién creada delegación del Govern en Formentera es de auténticos malnacidos. Así, tal cual lo expreso. No hay dinero para las cosas importantes, pero sí lo hay para crear puestos inútiles y para que las garrapatas se hinchen bien. No es demagogia, es lo que hay, que todavía estoy esperando alguna frasecilla mínimamente inteligente con la que el PP intente respaldar la canallada.

Vamos, pandilla de cuentistas, ¿a que me estáis entendiendo? ¿Hablamos de economía política?

De interés general hubiera sido que los políticos que nos han gobernado en Ibiza y Formentera en los últimos veinte años hubieran conseguido ya que tuviéramos unas comunicaciones aéreas como Dios manda, pero nos han robado, estafado y destrozado las islas y no han sabido solucionar ni lo más básico; ni unos ni otros han hecho nada más que hacer preguntitas sobre el particular en el Senado o en el Congreso…. Pandilla de inútiles (¿Necesito escribirlo en mayúsculas para que destaque mejor?). Y, por cierto, también el interés general justificaría la eliminación inmediata del Senado, un organismo que nos cuesta una barbaridad y que sólo sirve para que los partidos políticos coloquen en él a aquellos de los suyos que ya no saben dónde poner. Al Parlamento Europeo también podríamos definirlo así… ¿Lo eliminamos también, por favor?

¿Sigo? Puedo hacerlo seguro, pero me estoy cabreando por momentos.

Y, ahora, ¿hablamos ya de una revolución o no?

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s