Un gángster sin huellas (EL DIABLO EN LOS DETALLES)

¿Tenemos una huella? –Ariel no daba crédito.

Algo así…

¿Algo así?

Veréis. Os lo explico. Parece ser que uno de esos tipos ha intentado destruir sus huellas dactilares trasplantándose piel de alguna otra parte del cuerpo, o del cuerpo de otra persona, no sé… Más que intentarlo, digamos que lo ha hecho.

Como Robert Pitts… ¿Todavía hay chiflados que hacen esa barbaridad?

¿Y quién es ese Robert Pitts? –a Julián le resultaba sorprendente la cantidad de información de ese tipo que David y Ariel eran capaces de acumular en el cerebro. Y siempre despertaban su curiosidad, muy a su pesar. Esta vez era David quien hacía alarde de sus conocimientos.

Pitts era un gángster de los años 30 que se hizo trasplantar las yemas de todos los dedos para evitar ser identificado. Las crestas papilares volvieron a dibujarse en sus dedos a pesar del sacrificio. Parece ser que no fueron pocos los gángsteres que se sometieron a trasplantes similares o a los ácidos para borrarse las huellas… Algunos mataron a los médicos que les habían hecho la operación cuando comprobaron que las crestas papilares reaparecían, o les dieron el pasaporte para que en un futuro no pudieran explicar a nadie lo que sabían.

Pues éste ha hecho lo mismo… aunque no sé si habrá matado al médico. Y debe ser reciente, porque no parece que las líneas hayan vuelto a aparecer del todo… La verdad es que yo también creí que hoy en día nadie lo intentaba. No había visto un caso así más que en los libros –Sergio mostró a los compañeros las diversas fotografías ampliadas de la huella encontrada, mientras les señalaba las marcas que interpretaba como cicatrices y la forma de hoja de algarrobo seca que presentaba el limbo, los bordes, del dactilograma. Había varias fotocopias en las que había hecho pruebas para intentar reconstruir sobre el papel el sentido de las crestas que podían dibujarse–. La verdad es que quien le hiciera el trasplante no realizó un trabajo muy limpio. Lo de este dedo es una carnicería.

¿Cuál es?

El índice de la mano derecha, probablemente. Y cabe pensar que se ha hecho lo mismo en todos los dedos.

(Una muestra del noveno capítulo de la novela ‘El diablo en los detalles’, que en unos días estará en Amazon, en e-book. Cristina Amanda Tur, CAT)

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un gángster sin huellas (EL DIABLO EN LOS DETALLES)

  1. Pingback: El diablo en los detalles en e-book | Territoriocat's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s