Así se acorraló a Baptista

Cristina Amanda Tur.- Cuando representantes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se disponían ya a trasladarse a Holanda para presionar un poco más a las autoridades de ese país, que estaban retrasando innecesariamente la captura, la policía holandesa hizo su trabajo y detuvo a Paulo César Baptista, acusado de haber provocado, con un puñetazo, la muerte de su compañero de trabajo en el Ushuaia Abel Ureña.

Pero si costó que la Policía holandesa se pusiera las pilas, ahora su extradición será más rápida. Paulo César no se ha negado a la extradición, lo que ha permitido acelerar el proceso que permitirá que el acusado pueda declarar por la agresión; la Guardia Civil espera que el detenido pueda ser trasladado a España en el plazo de quince días, según se ha comunicado ya a la Policía Judicial del instituto armado en Baleares.

Todos los teléfonos del entorno de Paulo Baptista estaban pinchados y a través de ellos pudo saberse el lugar en el que se encontraba; Holanda. A pesar de que a algunos de sus amigos les contaba que estaba en el Caribe y que hacía mucho calor.

Y los teléfonos que Baptista utilizaba fueron comunicados a la Policía holandesa, junto a una comisión rogatoria. Así que, tras abandonar España, Baptista estuvo todo el tiempo localizado, a excepción de varios días en los que dejó de usar los teléfonos controlados y se temió que pudiera haber huido a Brasil. Pero el rastro volvió y la Guardia Civil respiró más tranquila. Sin embargo, al ver que la detención solicitada se posponía y ante el temor de que pudiera abandonar Holanda, tres agentes de Balears –el capitán de los equipos de Policía Judicial, un miembro del grupo de Homicidios y el sargento del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de Ibiza– se disponían ya a viajar a Amsterdam para presionar a la Policía neerlandesa.

Holanda es un país no ajeno a la vida de Paulo César Baptista, ya que cuenta allí con amigos y la Guardia Civil sospecha que fue en ese lugar donde aprendió valetudo y K1 (una suerte de kickboxing), y que lo hizo con un conocido maestro de estas artes que ahora podría haberle estado ayudando en su condición de fugitivo de la Justicia.

Aunque en ningún momento las autoridades lusas han conocido la investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, tienen ya con él la cuenta pendiente de un par de condenas y es ciudadano portugués, lo que podría determinar dónde cumple primero prisión.  Cuando huyó de Ibiza tras la agresión a Abel Ureña –que no falleció hasta dos semanas después–, Paulo César Baptista, con la documentación falsa de José Pereira, viajó hasta Barcelona y posteriormente fue localizado en Valencia por el simple hecho de que intentó extraer dinero de sus cuentas bancarias, que ya estaban bloqueadas. No pudo ser detenido entonces en la ciudad del Turia porque la Guardia Civil supo de ese intento días después de que se produjera. Sin embargo, los teléfonos intervenidos comenzaron pronto a dar resultados y no tardó en ubicarse al fugitivo en Holanda.

En las conversaciones que Paulo mantenía con sus amigos y con su novia, estos le contaban las manifestaciones que se estaban produciendo en Ibiza en repulsa por la agresión a Abel Ureña, fallecido en la Clínica Vilás cuando Baptista ya estaba lejos de la isla, pero en ningún momento mostró intención de entregarse a la Justicia por el caso. De hecho, los investigadores están convencidos de que no fue por la agresión a Abel que Baptista –en esos momentos aún conocido como José Pereira– decidió salir huyendo, ya que Abel todavía no había muerto, sino porque era consciente de la posibilidad de que el caso destapara su verdadera identidad y las causas pendientes que había dejado en Portugal.

No solo no tenía intención alguna de entregarse sino que se jactaba de haber escapado de la Guardia Civil y aseguraba que no le iban a atrapar, una seguridad que apuntalaba con comentarios al estilo “que vengan cien a buscarme si tienen cojones”. Y ello sin saber que agentes de la Policía Judicial de las islas no solo le estaban escuchando y grabando sino que también podían conocer dónde se hallaba aunque cambiara de teléfono, ya que no era el suyo, precisamente, el que estaba pinchado.

La agresión con resultado de muerte por la que ahora deberá responder ocurrió en la noche del 19 de agosto y en presencia de testigos. Abel Ureña y Baptista se enfrentaron por motivos que aún no se han dilucidado pero que la Guardia Civil cree que podrían estar relacionados con el pequeño tráfico de drogas en el interior del local. Tras unas palabras entre los dos y cuando parecía que la disputa había acabado, el portugués fue hacia donde se encontraba Abel y, a pesar de que estaba rodeado de compañeros de trabajo, le propinó un puñetazo que le desencajó la mandíbula y le provocó una conmoción cerebral de la que ya no se recuperó. Falleció en la clínica el 3 de septiembre. La autopsia del médico forense confirmó que fue el puñetazo el que causó la muerte de Abel, no la posterior caída al suelo.

Tras la agresión y huida, se descubrió que quien circulaba por la vida con el común nombre de José Pereira Sousa se llamaba en realidad Paulo César Baptista, de la Mafia da Noite portuguesa. Y lo cierto es que él mismo había hecho circular entre los compañeros de trabajo que era una especie de mercenario de la Mafia y había quien le tenía miedo porque creía que iba armado. Curiosamente, la Policía portuguesa ya había apuntado a la posibilidad de que Baptista trabajara en alguna discoteca, su medio natural. Para los investigadores de la Guardia Civil, Paulo Baptista es un ejemplo más de la clase de individuos que se esconden en las islas amparándose en el tipo de turismo que se ha consolidado en ellas.

BUSCADO EN PORTUGAL

Antes de que Abel Ureña recibiera el fatal puñetazo que provocó su muerte, el pasado 19 de agosto, la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía –interlocutor en temas de cooperación policial internacional– ya había recibido información de la Policía Judicial portuguesa de que en la isla de Ibiza podría encontrarse un individuo llamado Paulo César Baptista, condenado por sus actividades mafiosas y su relación con la Mafia da Noite, que, entre otros delitos, se dedica a la captación de mujeres para la prostitución. Sin embargo, la Guardia Civil nunca conoció esta información, en la que se especificaba incluso que podría estar trabajando de portero de discoteca y de seguridad (ilegal) de algún local de la isla.

Paulo Baptista había llegado a Ibiza con documentación falsa que lo identificaba como José Pereira Sousa, y con esa documentación consiguió que en la comisaría ibicenca le expidieran un NIE para poder trabajar en España, un documento entonces ya legal pero obtenido con datos falsos. Y como José Pereira entró a trabajar en el Ushuaia y con ese nombre tenía cuenta bancaria y una moto.

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2011/11/28/paulo-baptista-sera-extraditado-espana-semanas/521767.html

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en reportajes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s