Que no me toquen el tricornio, por favor

No me gusta. No me gusta el nuevo uniforme de la Guardia Civil. No me gusta que haya perdido el completo tono verde militar que se instauró en 1943 por esa combinación con el ‘verde casi negro’… No me gusta que haya perdido su espíritu marcial en aras de… no sé de qué, ¿de eso que llaman modernizarse?

No me gustan esas gorras tan deportivas (o tan de camarero de hamburguesería, que es el choteo más extendido por las redes sociales) precisamente porque apenas se distinguen de las de cualquier otro uniforme. La gorra teresiana es más original y más identificativa.

No me gusta el nuevo uniforme… Pero, sobre todo, no me gusta que no haya dinero para pagarles mejor, y para que tengan más y mejores medios, pero sí lo haya para jugar con ellos a las muñecas… No me gusta que en los despachos políticos se les haya ocurrido que era buen momento para gastarse 21,5 millones de euros en los primeros 58.000 uniformes… (la mayoría de los medios de comunicación, al dar la noticia, usaron el verbo invertir en lugar de gastar, qué curioso).

Me acostumbraré al nuevo uniforme, seguro, pero para estas cosas necesito mi tiempo y hoy aún lo comparo con el otro y no hay color; que no hay tanto verde militar como a mí me gustaría, vamos, y que los muchachos imponen mucho menos de lo que creo que debería imponer la Benemérita institución.

Eso sí, aunque en la comparación fotográfica (la que circula estos días por las redes sociales) se usa el traje ‘de bonito’ en contraste con las pintas de hamburgueseros, ese se mantiene, y el tricornio, también. Pero yo, por si acaso a algún otro listo se le ocurren nuevos cambios, ya estoy pidiendo a mis amigos que me guarden uno, que lo colgaré sobre el cabecero de mi cama con el sombrero vaquero y la coppola siciliana.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s