Me llamo Carlos

Esta semana se ha juzgado en Ibiza a un presunto traficante de drogas al que la Guardia Civil intervino en 2009 doce kilos de anfetaminas, 32.000 éxtasis y 138 kilos de chocolatinas con alucinógenos. El hombre, un holandés, tiene un nombre larguísimo y de pronunciación más bien complicada, pero se hacía llamar Carlos.

Hace un par de años, la Policía seguía la pista en España de un traficante colombiano que tenía tres nombres de pila. Ninguno de ellos era Carlos, ni se parecía… pero, menos su madre, todos le llamaban Carlos. Él se hacía llamar Carlos.

Y son sólo dos ejemplos. ¿Por qué tantos delincuentes, y de cualquier nacionalidad, eligen el nombre de Carlos como apodo? Siempre me ha llamado la atención y, de hecho, he planteado esta misma pregunta a policías y guardias civiles que se han encontrado con alguno de estos casos, y hemos llegado a una conclusión.

No tiene relación alguna con el hecho de que ‘Carlos’ signifique ‘aquel que es dotado de noble inteligencia’ o ‘aquel que es fuerte y viril’, aunque no sería una posibilidad descabellada, teniendo en cuenta que, como a mí me gusta destacar, casi todos estos delincuentes que van de grandes ‘capos’ y son jefecillos de organizaciones varias no son más que unos fanfarrones inmorales, petulantes fantasmones que enseñan pistola porque en algún momento de su crecimiento han sido impotentes o han creído que la tenían pequeña. Qué pena.

El nombre de Carlos, como la pistola, podría ser una forma de compensación. Y sí, creo que lo es, pero no porque el nombre esté, etimológicamente, relacionado con la inteligencia y la virilidad, sino porque Carlos es un nombre mítico de la delincuencia. Carlos es Carlos el Chacal, ese asesino mercenario venezolano que en los 70 fue uno de los más buscados y que hoy se pudre, a Dios gracias, en la cárcel de La Santé. Carlos, que tampoco se llama Carlos, sino Ilich Ramírez Sánchez, pero usaba un pasaporte falso con ese nombre desde que entró en la Organización para la Liberación de Palestina… Lo de ‘Chacal’ se lo puso algún reportero de The Guardian porque entre sus pertenencias encontraron un buen día la novela ‘El día del chacal’, de Forsyth. Carlos fue, en el imaginario colectivo, como hoy es Osama Bin Laden.

Y después de él, muchos han querido llamarse Carlos. ¿Será por él? ¿Será porque el nombre de Carlos tiene fuerza? Quizás no sea un detalle demasiado importante, pero todos lo son si tu intención es siempre profundizar –en la medida de su profundidad– en la mente de los criminales, desde el principio de que todos ellos usan su forma de vida y de manifestarse para compensar algo, sea una deficiencia en su hombría, una madre cabrona, un padre borracho que le dio mala vida o una niñez sin poder comprarse un coche de bomberos. Y si un traficante colombiano con tres nombres y un holandés comerciante de alucinógenos necesitan cambiar sus nombres por el más viril de Carlos, por algo será.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo a menudo con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s