Puentes más altos han caído

Y ahora Santiago Calatrava. Hemos acabado el año con casi 500 imputados por casos de corrupción sólo en las Islas Baleares. Más de veinte casos abiertos y un partido político prácticamente desmantelado; Unió Mallorquina, también conocido como Ladrones S.A.

A la lista de imputados se ha sumado otro nombre de esos que llamamos ‘ilustres’ y que acabaremos por confundir con bandidos. El nuevo nombre es Santiago Calatrava, arquitecto endiosado por su empecinamiento en poner puentes y del que Valencia se siente orgullosa por su Hemisfèric de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias… ¿Le habrá perdido la codicia? ¿Estaba compinchado con el presidente Jaume Matas para robarle los cuartos al pueblo balear?

La sospecha del juez instructor es muy clara; una empresa de la que Calatrava es administrador se llevó 1,2 millones de euros por el anteproyecto de un palacio de la ópera en Palma que nunca llegó a construirse. ¿Cuántos casos similares tendremos? ¿Por qué no aprendemos a seguir la pista de las maquetas, proyectos, anteproyectos y firmas de convenios que los políticos nos presentan un día en rueda de prensa para luego hacer desaparecer lo más discretamente posible? Ahora, sin ir más lejos, recuerdo que el Consell de Ibiza, a punto de acabar la legislatura, aún no tiene en las manos ese plan de gobierno que encargó a una empresa de Barcelona y que debía dirigir la gestión de los cuatro años de gobierno… ¿Nadie va a reclamarle a esa empresa los casi 60.000 euros que nos costó tal absurdo? Es evidente que estamos gobernados por inútiles y mangantes, pero es que ni siquiera escucho a la oposición pedir explicaciones; supongo que están sus miembros –y miembras– demasiado ocupados peleándose por ver quién va a las listas para las próximas municipales y autonómicas…

Es sólo un pequeño ejemplo. Y ya sabemos que no nos podemos fiar de los políticos, pero es que cada vez son más las huestes de empresarios –empezando por todo el sector de la construcción– que se alían a la corrupción. No olvidamos la presunción de inocencia, pero, Santiago, puentes más altos han caído.

Y, por cierto, recuerdo que hace dos años, Calatrava se vio envuelto en otra polémica por el puente de Venecia, que ni siquiera pudo tener la inauguración que se pretendía por las críticas que recibió. Más allá de las discusiones estéticas (conste que a mí los puentes de este hombre me gustan), la obra estaba prevista en menos de cinco millones y pasó a costar casi 20… Para defenderse, Calatrava recitó su curriculum a los venecianos y señaló que había construido ya cuarenta puentes… Estupendo, campeón. ¿Diría algo del megaproyecto de la ópera de Palma? Por cierto, parece ser que también hubo sobrecoste en la obra de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, ¿será que no sabe echar bien las cuentas?

Yo lo siento, pero cuando oigo ‘sobrecoste’ ya sospecho que alguien roba millones. ¿Recordáis cómo empezó el caso Palma Arena (Operación Espada)? El método empleado para embolsarse dinero es un clásico. En menos de dos años, el coste de lo que el propio Jaume Matas, siendo presidente del Govern, calificó como “la mayor obra deportiva de Mallorca”, subió de 48 a 110 millones de euros. Es decir, se sospecha que usaron una forma agigantada del viejo método de inflar facturas. Una modalidad ‘deportiva’ en la que más de uno se llevaría medallas si fuera olímpica. El sobrecoste es indiscutible, habrá que probar que de ahí se cobraban comisiones y dilucidar si el PP balear se financió ilegalmente con ese dinero.

Seguimos sumando imputados, viendo la corrupción a nuestro alrededor de forma que ya se ha convertido en una normalidad estadística y teniendo que aguantar encima que luego nos intenten vender el discurso de que hay campañas orquestadas contra uno y otro partido. Siempre digo que nuestros políticos son como fontaneros metidos a artificieros, pero hoy añado que son como niños que suspenden una y otra vez y que, demasiado imbéciles para buscar buenas excusas, sólo saben recurrir al ‘y tú más’ y a ‘los jueces y fiscales me tienen manía’.

Pues nada, Feliz Año Nuevo… Y a seguir sumando imputados.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Puentes más altos han caído

  1. el tren dijo:

    no me gusta dejar impresiones en una web con un curriculum tan relumbrante ya que soy un pobre paleto que en mallorquin dicen “no sab fer una O amb un tasso” y solo se me ocurre una cancion de Juan Luis Guerra que dice el precio de la vida sube otra vez hay que bien , hay que bien, en una tormenta del Sr Matas metido en un fregado constructivo en el cual con un contrato firmado no tienes marcha atras y no te queda mas remedio que seguir adelante cueste lo que cueste y si te sube el nivel de vida un 20% anual mano de obra constructiva y te encuentras la casa a medio hacer sigues adelante en tu meta no dejas la casa a medias no te tachan de inutil , gañan , y como dicen en castellano a lo hecho pecho y en buen mallorquin “endevant ses aches “, si es verdad que hay mucho sinverguenza que no te enseñan los dientes hasta que tienes el agua al cuello y no te queda mas remedio que pasar por el aro y ya se le veian las orejas al lobo de esta crisis galopante que no han reconocido hasta hace muy poco porque en el gobierno del Sr Matas ya estaba el comienzo de esta crisis y el Palma-Arena se trabajo dia y noche , no se si por la noche eran horas normales o extras pero si eran extras ya se puede uno imaginar lo que ganaba un obrero por trabajar de noche para que estuviera terminado en un evento deportivo ,si bien me creo que volvieran a inializar el proyecto desde el principio o sea una nueva ejecucion del Palma-Arena el doble de lo presupuestado de lo que costo no se inializaria el proyecto por ser insuficiente en la ejecucion basta ver el Palacio de Congresos que se han quedado sin presupuesto y tienen que añadir 30 millones de euros mas para terminarlo y supongo que echarian bien los numeros y lo que se dice una obra saben cuando la empiezan pero nunca cuando la terminan porque siempre salen imprevistos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s