Enemigos naturales

Hay una parábola que me gustaría contar al delegado del Gobierno en Baleares. Érase una vez un escorpión que quería cruzar un río… El arácnido convence a una rana para que lo lleve sobre su lomo, con la promesa de no clavarle su aguijón, pero, a medio viaje, ¡zas! Clavado. ¿Por qué lo has hecho?, pregunta el batracio, ahora moriremos los dos. El escorpión sólo tiene una respuesta: ¡Es mi naturaleza!

Siempre me gusta usar esta parábola…El delegado del Gobierno, Ramón Socías, anuncia que las discotecas y locales de ocio nocturno de las islas dispondrán de “un canal de comunicación directo” con los agentes que se dedican a la lucha antidroga. La idea, explicó el político en rueda de prensa, es que “el director de sala, el camarero o los responsables de seguridad puedan establecer contacto con las fuerzas de seguridad en cuanto vean un elemento sospechoso, alguien que entre y salga mucho del baño…” Lo del ‘elemento sospechoso’ me ha gustado, pero no tengo tiempo para comentarlo porque el resto del párrafo merece mayor atención. Me pregunto qué camarero llamará a la Policía para informar de que alguien entra mucho al baño, ¿aquel que quiera quitarse de en medio a la competencia, por ejemplo? ¿Sabrá el delegado del gobierno que la gran mayoría de las operaciones contra la droga que se llevan a cabo muestran que los distribuidores de los narcos son camareros y empleados de bares y discotecas? Me pregunto si el ‘responsable de seguridad’ que se pretende que avise a los agentes es el mismo que deja que sus ‘machacas’ de puerta trapicheen, o si será aquel que se encarga de que no falte cocaína para los personajillos que se concentran en el reservado…

Discotecas y locales de ocio son enemigos naturales de los agentes antidroga, aunque políticos como Socías intenten hacernos creer lo contrario y aunque las discotecas, de vez en cuando, hagan acrobáticos ejercicios de hipocresía para lavar su imagen (o intentarlo). No nos engañemos, la mayor parte de las discotecas y locales nocturnos no querrá jamás luchar contra la droga porque, a decir verdad, se alimenta de ella. Y de hecho, esas discotecas usan en ocasiones un juego irresponsable con la promoción de su consumo en su propia publicidad y en los foros. Ponen nombres de conocidas drogas a sus cócteles de fiesta o cuando crean una colonia usan como eslogan un ‘¿Creías que lo habías probado todo?’ ¿A qué creéis que se refiere?

Además, ¿qué estupidez es esa de tener que avisar directamente a los agentes de los grupos antidroga para informar de cualquier chorrada, como de un tipo que entra mucho al baño? ¿Qué pasa, que para hacerse los buenos necesitan línea directa con Dios? ¿No les sirven los guardias civiles o policías que estén de servicio en ese momento? Supongo que anunciar en rueda de prensa que habrá “canal de comunicación directa” con los de antidroga queda más serio… Pues como den a todos estos de las discos el teléfono móvil de un guardia que yo me sé, se me va a subir por las paredes, porque es lo que le falta para obligar a alguien a comerse un tricornio.

Las discotecas colaborando con las Fuerzas de Seguridad… Sí, claro, cuando la rana sea capaz de llegar a la otra orilla sin que el escorpión le clave el aguijón. Cuando Corea del Norte se una a Corea del Sur… Este artículo también se podría haber titulado hipócritas, pero ‘enemigos naturales’ quedaba más poético y seguro que tendré mil oportunidades más, si sigo hablando de discotecas y de políticos, de usar ‘Hipócritas’ como título…

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo a menudo con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Enemigos naturales

  1. Jose Luis dijo:

    Hola Cristina, saludos, soy Guardia Civil, dedicado a la lucha antidroga desde los años 90, desde muy joven, hoy tengo 45 y sigo al pie del cañon. Creo que te equivocas en tu planteamiento, si bien llevas algo de razon.

  2. Mike dijo:

    jajaja. buenísimo. yo he estado en grupo antidroga y además en baleares y hay que reconocer las cosas como son y así es, las discotecas son como ‘enemigos naturales’ y si quisieran controlar el tema de la droga tendrían que empezar por controlar a sus empleados no por llamar a los antidroga si ven a alguien entrando muchas veces al baño…. buena forma de decirlo, jajaja, tienes mucha gracia. Y campañas así no son más que hipocresía, por supuesto, pero confío en que nadie se deje engañar por estos lavados de imagen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s