Los cerdos de Orwell

Ahora que policías locales de Pamplona han denunciado haber recibido órdenes de no sancionar vehículos oficiales mal aparcados, es buen momento para recordar, porque no me gusta que se olvide, que concejales de Ibiza se han hecho quitar multas de aparcamiento porque, al parecer, creen que ellos no están sujetos a las ordenanzas del municipio al que representan; deben estar convencidos, porque jamás se han dignado a dar explicaciones sobre este hecho.

El siguiente, es el artículo de opinión que publiqué en su día y que hoy he decidido colgar en el blog:

“Ningún animal beberá alcohol… en exceso”, “Todos los animales son iguales… pero unos son más iguales que otros”. Así es como los cerdos cambian las reglas para su beneficio tras dirigir la revolución de los animales en ‘Rebelión en la granja’. Habrá que releer a George Orwell –o leerlo por primera vez– para entender algo de política.

Un concejal del equipo de Gobierno de Lurdes Costa se ha hecho quitar una multa tras retirarle el coche la grúa en Dalt Vila. Así se publicó en el semanario Prensa Pitiusa. Yo propuse entonces que la noticia se titulara ‘Los cerdos de Orwell’, pero se impuso la cordura, o la prudencia, y no podía desperdiciar la idea, aunque con mil perdones para la comunidad porcina, que para mí merece más respeto que la que conforman los políticos, quieran acaudillar revoluciones o no. Esto es lo que hay y no puedo decir que lo siento.

Por unos miserables 85 euros de la retirada de la grúa, el concejal Vicent Ferrer se convierte en uno de los cerdos de Orwell… Otro. Un político que cobra 55.000… Pues vaya ejemplo nos están dando los que se llaman progresistas, la verdad, entre sueldos de vergüenza ajena y privilegios de corruptela de baja estopa. Y el detalle de la evidencia: el vehículo sale ‘sin cargo’ del retén por orden de jefatura, lo pone muy claro en la copia de la multa… Yo le ofrecería el beneficio de la duda y todas esas cosas, pero ¿dónde pongo la duda?    

¿Cuántos ciudadanos pueden retirar su coche con una simple anotación de la jefatura? Si es que encima son corruptelas cutres, que hasta quedan anotadas con un ‘sin cargo’… Es para enmarcar. Yo me he pedido una copia para no olvidarme nunca si la grúa se me lleva el coche. Quizás entonces se la enseñe al concejal de turno, enmarcada convenientemente, y a ver qué dice… Después de abonar los 85 con dignidad de ir sobrada, eso sí.

Pero más detestable me parece aún lo del otro; el concejal Vicente Torres perdonó la multa a uno que debía ser su amigo. Él mismo ordenó a la Policía que dejaran retirar un coche sin pagar nada ¿Pero quiénes se creen que son todos estos concejales del montón para dar órdenes de este cariz a la Policía y ponerla en un brete? Como ciudadana estoy indignada y si fuera policía estaría furiosa… ¿Y no le daría vergüenza? Porque yo lo tengo muy claro y sabe Dios que me podría permitir ciertas prebendas por las relaciones que me he ganado a pulso –y sin necesidad de enarbolar ‘carguitos’ políticos de andar por casa– pero si me meten una multa me azoraría un montón que el policía ejecutor fuera un amigo o conocido y pudiera llegar a pasársele por la cabeza que yo pretendo por ello librarme. Y más aún, si un amigo se atreviera a intentar aprovecharse de mis contactos personales para pasarse por el forro una miserable multa juro que me sentiría tan ofendida como si estuviera insultando a mi familia en siciliano. De hecho, estaría insultándome, porque estaría poniendo en duda mi integridad. Será que respecto a la de algunos políticos, ni sus amigos tienen ya duda alguna…

Y yo ni siquiera soy político (mi padre, con buen juicio, me desheredaría si se me pasara por la cabeza), por lo que no tengo que dar el mismo ejemplo que ellos… Pues señores, la verdad, propongo a todos los ciudadanos de Ibiza que cuando tengan que ir a retirar el vehículo al retén de la Policía Local de Vila digan que son amigos de alguno de los Vicentes. A ver qué pasa. Y que les anoten un ‘sin cargo’ para enmarcar…

Al final, cada día más orgullosamente insociable a pesar de lo que crea mi sargento (que si tuviera que detenerme, lo haría), me quedo con otra de las reglas de la revolución de los cerdos: “Cualquier cosa con dos piernas es un enemigo”. Humanos… Al final me alegro de que, por fortuna, no todos los animales sean iguales; mi gato Nietzsche es mucho mejor.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s