Rápido, discreto y definitivo

“No se ensucie las manos, nosotros lo hacemos por usted”. Como eslogan no está nada mal. Tendría su gracia si estuviéramos hablando del lema de una lavandería o de un limpiapiscinas, pero cobra una nueva perspectiva cuando se sabe que, en realidad, es el gancho de un sicario que se anuncia en internet.

Íbamos a hablar de ajustes de cuentas en la radio, así que dediqué una semana a informarme mejor sobre el sicariato (la RAE no admite esta palabra pero está muy extendida en Sudamérica). Lo más positivo de la experiencia es que puedo decir que no he perdido la capacidad de sorprenderme; a veces me la busco y no la encuentro pero ahora sé que está ahí… ¿Y lo más negativo? Sigo sin explicarme cómo es posible que haya servidores de internet que lo permitan todo escudándose en un “la empresa no se hace responsable…” o similar. El mundo está lleno de empresas que no se hacen responsables y así nos va…

Desde luego hay que tener en cuenta que muchos de estos anuncios serán estafas, por supuesto, pero la Policía de medio mundo ya se está tomando muy en serio la proliferación de estos sicarios que se anuncian por internet. Por supuesto que se lo toma en serio; lo contrario sería una irresponsabilidad… En México y Colombia, donde aparecen cabezas cortadas y cuerpos colgando en cualquier sitio, no es para menos, pero es que también en España se contrata a sicarios para pegar palizas o “solucionar problemas” de modo definitivo. Y en internet, encontramos que muchos de los sudamericanos que se dedican al sicariato de modo “profesional” ofrecen sus servicios “sólo en Sudamérica y España”. Pero si antes llegaban, ‘limpiaban’ y se largaban, hoy también hay muchos que viven, y trabajan, aquí.

Habrá que profundizar otro día en el aumento de los casos, en esos cadáveres sin nombre pero aspecto sudamericano que aparecen en el campo, y en las oficinas de cobro que las mafias de la droga han instalado en el país (en Valencia han detenido a dos peligrosos y conocidos sicarios colombianos que venían, precisamente, a establecer una base), pero sólo con el análisis de los anuncios ya podría llevarse a cabo un trabajo interesante y sorprendente. He encontrado a un matón (que suena menos romántico que sicario) que dice: “Soy frío y calkulador. No soy un sikario cobarde”. Enhorabuena, valiente.. Otro, que se define como “matón a sueldo profesional”, asegura que es un “experto en arreglos de escenas, trabajos sin culpables. Se arregla como robo, accidente, infarto… Rápidos y definitivos. Infidelidades, ajustes de cuentas, limpieza social, cobro de deudas”. ¿Limpieza social? ¿Lo contratarán en Formentera para eliminar perroflautas?

Me fascina que todos digan que son profesionales, ¿qué quiere decir? ¿Cuántas muescas en el arma se necesitan para pasar a ser profesional en esto del crimen?

Los hay con más o menos gracia, como en todo, y hay uno que dice ser ex miembro de las Fuerzas Armadas de Colombia cuyo mail es boletoalaverno@… Y los hay remilgados, porque alguno se niega a matar niños y mujeres y otro especifica que no mata “gente importante ni periodistas”… Ah, pues muchas gracias, señor sicario… También están los que se especializan: “Sólo a personas importantes de la política o la economía”…

Extraño mundo éste en el que los asesinos se anuncian en internet, los servidores y las empresas no se hacen responsables y los policías cobran menos que los concejales de tercera de cualquier ayuntamiento de segunda. Hoy tengo la capacidad de sorprenderme a flor de piel.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En 2014 se publicó 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', un libro dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín. Y en 2016 se edita el libro 'Sa Penya blues. El crimen del minusválido', en el que el asesinato de un paralítico sirve de pretexto para adentrarse en el submundo de las drogas en el barrio de sa Penya.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rápido, discreto y definitivo

  1. Mustelus dijo:

    Si en en la trama de cualquier película americana se diese la circunstancia de que buscasen a un asesino a sueldo a través de Google para hacer “un trabajito”, la opinión general a la salida del cine sería calificar de fantasmada el argumento, a no ser que se tratara de una comedia, pero como siempre… la realidad supera la ficción.

    Un saludo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s