Corazón de narcotraficante

Desde Ciudad Juárez hasta Acapulco, miles de colegios han incluido los simulacros de tiroteos entre las lecciones que se dan en sus aulas. Ellos los llaman balaceras, que suena más a barrio, a cotidianidad y a pistola manejada por manos con anillos y tatuajes. Los niños, desde primaria, aprenden ahora cómo tirarse al suelo en cuanto oyen el primer disparo…Es un paso más, porque ya hay radios en el estado de Guerrero que interrumpen sus emisiones periódicamente para transmitir a sus oyentes un mensaje de la secretaría de Seguridad Pública: “Si escucha detonaciones de arma de fuego cerca de donde se encuentra, conserve la calma, evite correr o gritar, inmediatamente tírese al suelo con los brazos y piernas pegadas al cuerpo cuidadosamente. Si recibe alguna instrucción de delincuentes o autoridades, obedezca fielmente. Es por su seguridad”

No debe sorprender tanto que los niños aprendan que viven en situación de riesgo. Si en colegios japoneses se organizan simulacros para saber cómo actuar en caso de un seísmo, ¿por qué los niños mexicanos no deberían aprender lo que tienen que hacer en el caso de un tiroteo, si no les va a quedar otra que convivir con ellos? Otra cuestión ya sería si eso es algo que deban aprender en la escuela o fuera de ella, porque si la educación mexicana es como la española, sólo falta que de las pocas horas de lecciones, les quiten alguna para aprender a echarse por los suelos… Ahora bien, visto de otra manera, si los matan en el fuego cruzado entre la banda del trabuco y la banda del trabucón, de poco les habrá servido saber qué es un vocativo. A veces, hay que ser práctico.

No me sorprende ni escandaliza que en las escuelas de México se hagan simulacros de tiroteos. Lo que sí me ha sorprendido es que, más allá de las advertencias gubernamentales y de la polémica que todo ello ha creado (sobre todo en el sector turístico), hayan sido los propios traficantes los que hayan decidido realizar su aportación a la causa. Algunos de ellos, identificados como jefes, han enviado notas de advertencia a vecinos, asociaciones o periodistas de Guerrero. En una de ellas puede leerse: “Les queremos informar a todos que efectivamente nos encontramos en guerra por estos territorios para lo que es el tráfico de droga!!! Este negocio es de muchos millones de dólares, no crean que sólo es por el lugar, así que les informamos que a partir de este próximo fin de semana vamos a terminar con la limpia que hemos venido haciendo con nuestros rivales… así que no salgan porque va a estar muy pero que muy cabrón… ya estamos apalabrados con nuestros contrarios que nos vamos a acribillar este fin de semana donde nos encontremos…” Una balacera muy civilizada, vaya. El “jefe de jefes” continúa recomendando a los vecinos que no vistan de negro porque así van a reconocer a los de su banda los rivales y dice que “ya muy pronto volverá la tranquilidad a este bello estado por que lo queremos mucho al darnos a ganar muchos millones de pesos, y no se lo vamos a dejar a unos pendejos cualquiera”. Añade que están dispuestos a matar “a quien sea” y acaba con un “acabemos con estas ratas, y secuestradores… Nuestro negocio sólo es traficar droga”. Ah, pues gracias por el aviso, amigo, que vaya bien la balacera y que gane el mejor si no hay otro remedio.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Corazón de narcotraficante

  1. LUIS DAVID dijo:

    Un blog muy currado. Enhorabuena. Ya sabía yo que llegarías lejos, je,je.
    Un fuerte abrazo y mucha suerte

  2. Lorenzo Aznarez Chacón dijo:

    Muy bueno el artículo. En tu línea. Me encanta y sigo con la idea de animarte para que los edites en un libro.
    Animo y ya tienes un nuevo lector.

  3. Interesante y preocupante tema el que se toca en el artículo; me ha gustado el enfoque. Enhorabuena por el texto y la web.

  4. Pingback: Corazón de narcotraficante V. ¿Dónde escondes la droga? | Territoriocat's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s