El peso de los maletines

¿Quién lleva un billete de 500 en el bolsillo? Lo cierto es que donde es más fácil verlos es en las exposiciones policiales del material intervenido a traficantes de droga y de armas. Los agentes también los ven en las investigaciones de corrupción urbanística y política. Dicen que la esposa de Jaume Matas pagaba con billetes de 500 euros hasta en la pescadería, en una imprudente ostentación de dinero que puede costarle cara. No por el pescado, sino sobre todo por las joyas y los proveedores pagados con los billetes morados que, para quien aún se hace una idea mejor si lo traduce, equivalen a 83.193 pesetas cada uno. Luis Velasco, ex directivo de la productora de José Luis Moreno, ha llegado a declarar que el productor que hoy impulsa la carrera de la Pantoja –qué pequeño es el mundo– entregó a Matas un sobre con 250.000 euros en billetes de 500 para obtener contratos, luego inflados, de IB3. El que estaría hinchado sería el sobre, con 500 billeticos, pero imaginad si no existiera el billete morado… Los maletines de los que manejan dinero negro son más ligeros desde la entrada en vigor del euro. Hay quien lo ha pesado; mil billetes de 500 pesan poco más de un kilo, lo mismo que dicen que pesaba un millón de pesetas.

Algunos no los verán nunca y muchos los han bautizado como ‘los Bin Laden’ por ello, pero otros ya ni se emocionan. Matas, qué mono él, que llegó a declarar, como conseller de Economía, años ha, que no son los políticos los corruptos, sino que es la sociedad la que está enferma, es hoy un buen ejemplo. Y ahora El Confidencial acaba de publicar que Bono –el presidente del Congreso, no el de U2– pagó un caballo de carreras con billetes de 500 envueltos en papel de periódico. Yo, si fuera político o ‘familiar de’ no me dejaría ver con un billete de 500 ni loca, ni en la pescadería ni en la tienda de Cartier, porque es el billete más sospechoso de la historia.

Hay empleados de banco –en Ibiza también – que reservan todo billete de 500 que pasa por ahí para sus mejores clientes. La Policía sabe que hay banqueros que cobran comisiones por reservarlos. Y los técnicos del Ministerio de Hacienda han redactado un informe en el que afirman que el 80 por ciento de las operaciones que se realizan con él están vinculadas con actividades fraudulentas y, por ello, consideran que el Gobierno debería plantearse su retirada de la circulación. No es que se fuera a acabar el blanqueo de capitales, pero aligerar los maletines de los delincuentes nunca ha sido buena idea…

Reino Unido, que nunca se fio del euro y que últimamente da buenas lecciones de democracia al resto de Europa, ya lo está haciendo. Liderando la revolución del euro, ha anunciado que deja de vender billetes de 500. Y lo ha decidido después de que su respetada y respetable Agencia Contra el Crimen Organizado (el SOCA) –que, por cierto, ha colaborado en numerosas investigaciones por tráfico de drogas relacionadas con Ibiza– revelara que el 90 por ciento de los demandantes de estos billetes son personas implicadas en actividades criminales.

¿Hay que seguir el ejemplo de Reino Unido? Quizás, al menos, sería cuestión de abrir el debate.

En el reverso del billete de 500, por cierto, y para quien no lo ha visto ni en las exposiciones policiales por tráfico de drogas, se representa la arquitectura moderna del siglo XX, bastante acertado, teniendo en cuenta que, en este país, la corrupción suele ir asociada al ladrillo. Pero también podríamos abrir un concurso de ideas para buscar dibujos mejores; en las islas, por ejemplo, circulan unos billetes de pega en los que figuran los rostros de Jaume Matas y Maite Areal. Es una idea.

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El peso de los maletines

  1. Janis dijo:

    Jajajajajaaja
    Lo cierto es que ir a la pescadería con un billete de 500………. jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s